Cigala

10,50 €
Impuestos incluidos
Producto servido  fresco o cocido. Indique las unidades de cada uno según tamaño y formato. Pulse en "Añadir al Carrito" y listo.   ¡Es fácil y rápido
Calibre
Estado
Formato
Cantidad

Estado: Cocido Fresco
 GDE. (10-11 ud./kg.)   MED. (15-20 ud./kg.)   EXTRA (7-8 ud./kg.) 
 4 UD
Disponibilidad: De Septiembre a Junio;
Origen: Irlanda y Escocia
Cigala: Crustáceo de 10 patas con 2 pinzas muy desarrolladas y caparazón de color rosado. Su carne es muy fina y apreciada por su sabor.
3-4 piezas/persona Extra y Grande
Su habitat son los fondos marinos cubiertos de algas. Este animal es de comportamiento noctucno.
El macho tiene las pinzas más desarrolladas que la hembra, tiene la cabeza más grande y la cola más corta. Las pinzas suelen estar engomadas para evitar que se dañen entre ellas y puedan comerse unas a otras.
Tienen sexos separados y la hembra mantiene los huevos en el abdomen hasta que eclosionan en verano. Tienen gran capacidad reproductora y crecen rápido.
Vive a bastante profundidad y suben a las plataformas continentales para alimentarse.
La forma de pesca se basa en dos sistemas:
Con nasa empleando pescado como cebo. Es la manera más conservadora de pescar y la única manera de conseguir ejemplares vivos.
Con red de arrastre: de esta manera los ejemplares sufren y se mueren. Antiguamente en la zona del país vasco había gran cantidad de cigala pero este arte de pesca indiscrimanado ha disminuido considerablemente su aparición.
Si vamos a tomarlo de un día para otro, una de las formas de guardar las cigalas en la nevera es, con papel de aluminio y de una en una, espolvorear sal y guardar al frío.
Los expertos gastronómicos y los marisqueros explican que la cocción del marisco es fundamental para disfrutar de su sabor. Pues es necesario saber cómo cocer marisco para que la carne quede tierna, sabrosa y no se deshaga.
Para que la piel - caparazón de la cigala no se quede pegado al cuerpo y perdamos carne cuando nos las vamos a comer, es conveniente saber como cocer las cigalas, cómo poner el hielo después para enfiarlas y que la carne quede tersa e igual de sabrosa.
  • Cigalas cocidas
  • Cigalas fritas
  • Volovanes de cigalas y espinacas
  • Calamares con cigalas
  • Cigalas gratinadas con verduras
  • Brochetas de pollo y cigala
  • Ensalada de melón y cigalas

ARROZ MELOSO CON CIGALAS
Os presentamos un plato sencillo de elaborar pero muy sabroso y elegante a la vez. Una receta para todo el año.
INGREDIENTES:
  • - 300 gr. de arroz redondo
  • - 8 ud. de cigalas
  • - 300 gr. de almejas (opcional)
  • - 2 dientes de ajo
  • - 2 cebolletas
  • - 200 gr. de tomate frito
  • - 1 litro de caldo de pescado
  • - sal
  • - perejil (opcional)
Ponemos una cazuela con un poco de aceite de oliva y rehogamos las cigalas, sólo hasta que comiencen a coger color. Retiramos las cigalas y en la misma cazuela sofreimos las cebolletas y los ajos bien picados.
Cuando tengamos el sofrito bien pochado, agregamos el arroz la tenemos durante un par de minutos. Añadimos el caldo de pescado, ponemos al punto de sal y dejamos durante 12 min.
Pasado este tiempo añadimos las cigalas y las almejas. Una vez abiertas las almejas, retiramos la cazuela del fuego y dejamos reposar 4 min.
Colocamos el arroz en un plato hondo con una par de cigalas cruzadas. Espolvoreamos un poco de perejil picado.
¡Y listo! Un plato elegante y nutritivo.
Consejo: Controlar bien las porciones de arroz y caldo. No debe quedar seco (paella) sino todo lo contrario, ve añadiendo el caldo a medida que el arroz te lo pida para que quede bien cremoso.